REDACCIÓN INTERNACIONAL.-La cantante Miley Cyrus volvió a Argentina en el marco de su Bangerz Tour; lisergia, twerking y bananas gigantes caracterizaron el evento. 

Estaban todos más que advertidos. Después de un año y medio de bombardeo mediático sobre el asesinato simbólico de Hannah Montana, finalmente llegó a Buenos Aires de Argentina su manifestación en vivo: el delirante y multicolor show de la Miley Cyrus 2.0, el Bangerz Tour.

Está compuesto de casi todos los temas de su último disco, Bangerz, con solo dos canciones de su discografía previa y un par de covers. Es un evento dedicado a celebrar su infame transformación hacia el pop urbano y divertirse con las consecuencias. Como si se apropiara de cada titular negativo sobre ella, Miley convirtió el revuelo que generó este último tiempo en el cotillón de su fiesta: simula actos sexuales con una banana inflable gigante, abraza un cartón verde con forma de chala, hace twerking con un trasero de gomaespuma…

http://youtu.be/SnFvhpAorKg