Tras el largo fin de semana de asueto en el que más de medio millón de personas aprovechó la jornada comunitaria de vacunación para inmunizarse y otros para viajar, el flujo de pacientes con síntomas de covid-19 se acelera en los hospitales del Gran Santo Domingo, donde el uso de unidades de cuidados intensivos se mantiene en alrededor del 80 por ciento.