Las labores básicas de aseo doméstico e higiene personal se han convertido en una “Odisea” para decenas de familias de Haina, que aseguran carecer del servicio de agua potable desde hace una década.


Carmen Delgado, residente del sector Cabón en los Bajos de Haina, explica se ve obligada a sus vecinos que le regalen agua, ya que ella y su esposo, que hace cinco años sufrió un accidente cardiovascular, están desempleados y carecen de recursos para comprar el líquido en tanques.