Una llamada errónea, mucha insistencia y amor, fue lo que hizo falta para unir a Ana Nivar y Fulgencio Quevedo, quienes se conocieron cuando Nivar intentaba contactar a su telefónica, sin imaginarse que del otro lado de la línea contestaría la llamada su media mitad.


El pasado 7 de diciembre la pareja cumplió 30 años de casados.


luego de haber conversado durante toda una hora, con quien en ese entonces era un desconocido, Ana pensó se trataba de algo pasajero, sin embargo, al otro día volvió a recibir una llamada, luego todo fue historia.


Esta bella casualidad que unió a la pareja de esposos dio como resultado 4 hijos, todos profesionales y con una educación de primera, fundamentada en el respeto, según explica el matrimonio.