REDACCIÓN INTERNACIONAL.- D'Arricka Verde, una niña de 5 años, falleció este miércoles en la ciudad estadunidense de Louisville, en Kentucky, cuando intentó cruzar corriendo la calle sin comprobar si venían autos. Un camionero que pasaba por allí en ese momento no pudo hacer absolutamente nada para evitar atropellarla.

Un grupo de personas logró levantar las ruedas del camión y sacar a la niña de abajo, pero D'Arricka Verde ya había muerto, dijo un testigo del accidente a un canal local.

Pocas horas después del accidente, el conductor del camión, literalmente destrozado por la tragedia, llamó a la casa de D'Arricka para pedir disculpas a la familia.

Los periodistas de la televisión local captaron la conmovedora imagen en la que el conductor abrazaba a la hermana de la niña, aunque algunas fuentes identifican a la mujer como la madre.

"Nuestros pensamientos están ahora con la familia de las niñas", dijo Keith Miller, hijo del conductor. "Fue un accidente". Según la Policía local de Louisville, el conductor del camión no será acusado.

Fuente: actualidad.rt.com