REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Una auténtica heroína. La protagonista de este video, una mujer de 39 años de edad, había escuchado ruidos sospechosos a primera hora de la madrugada en su casa: ni corta ni perezosa agarró una pistola y fue a investigar qué sucedía. Su novio seguía durmiendo ajeno a la peligrosa situación.

En uno de los cuartos se encontró con dos hombres armados y les ordenó que no se movieran con sangre fría. Los intrusos no la escucharon y ella comenzó a disparar en su dirección. Según la mujer, los sospechosos pretendían llevarse una cantidad no revelada de dinero, monederos y tarjetas bancarias. Los hechos sucedieron en la ciudad de Port Elizabeth, en Sudáfrica.