Estudios han indicado que los procesos de vacunación contra otras enfermedades prevenibles han sido detenidos o aplazados debido a la pandemia del COVID-19.