Aunque gremios médicos aseguran que la nueva variante  del COVID Ómicron aún no puede ser motivo de alarma, la población  comienza a preocuparse por su posible llegada al país.


Mientras varios países han tomado medidas drásticas para contener la propagación de esa mutación  del COVID, el Ministerio de Turismo espera instrucciones del Gabinete de Salud.


La posible llegada de la variante Ómicron del Coronavirus inquieta al señor Gregorio Suero, quien en horas de la mañana esperaba noticias del estado de salud de su madre de 92 años, que asegura se encuentra en situación crítica en la Unidad de Covid del Hospital Moscoso Puello.