SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Varios senadores dijeron un rotundo NO a la decisión de eliminar el Fondo de Gestión Social que tomó en la Cámara de Diputados su presidente, Abel Martínez.

Los senadores consultados expresaron que desconocen las motivaciones que tendría el presidente de la Cámara Alta con esa medida pero la respetan.

http://youtu.be/554KMB6nO2E

La falta de satisfacción de múltiples necesidades por parte del Estado y la debilidad de las instituciones fueron de las justificaciones que presentaron los senadores para oponerse a la eliminación del Fondo de Gestión Social.

Según los consultados, la gestión de Reinaldo Pared Pérez en la Cámara Alta le dio transparencia al manejo de los recursos que reciben los senadores a través del denominado barrilito.

Las oficinas senatoriales que más fondos reciben son las del Distrito Nacional y las provincias Santo Domingo y Santiago. De las más y menos pobladas, oscilan entre los 900 mil y 420 mil pesos mensuales.

El salario de los senadores es de 150 mil pesos mensuales y muchos dijeron que las demandas de sus comunidades son tantas que a veces deben sacar dinero de sus bolsillos para responderlas.