SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Son velados la noche de este lunes en el sector de Los Guaricanos, los restos de la niña que fue atropellada por una patrulla de la Dirección Central de Antinarcóticos (Dican) y que permaneció por cinco días ingresada en la unidad de cuidados intensivos del Hospital Pediátrico Hugo Mendoza.

Al llegar con el cadáver de la pequeña Florángel Ruiz Herrera de nueve años, el ambiente en la humilde vivienda era desalentador.

La madre de la pequeña negó que haya recibido ayuda de la Policía.

Previo al velatorio se produjo un incidente cuando llegó el carro fúnebre. Según versiones de testigos, se negaban a entregar el cuerpo de la niña por la presencia de la prensa.

Los familiares aún desconocen el cementerio donde el cuerpo de la niña será sepultado y si emprenderán acciones legales contra los agentes del Dican.