Las personas que adquieran un vehículo de motor deberán establecer el método de pago dentro del acto de venta o el contrato, debido a una norma que complementa a la Ley 155-17 sobre  lavado de activos y financiamiento del terrorismo en la República Dominicana.