Los condenados Víctor Díaz Rúa y Ángel Rondón Rijo afirmaron esta noche que debieron ser declarados no culpables igual que otros cuatro imputados porque el Ministerio Público no pudo probar ante el primer tribunal colegiado la imputación de soborno.


Visiblemente compungido Ángel Rondón afirmó que acepta el resultado del tribunal pero no lo comparte porque para haber sobornador debieron haber sobornados.


Dijo que el propio tribunal afirmó que recibió pagos líticos de parte de la empresa Odebrecht.


La reacción de Víctor Díaz contra el fallo de este jueves fue más fuerte al considerar que durante el proceso penal depositó las alegadas evidencias del origen de su patrimonio.


Mientras que entre los que salieron absueltos dijeron que no guardan rencor pese a que supuestamente fueron imputados como chivos expiatorios.


La sentencia integra será leída el 25 de noviembre a partir de ese momento inician a correr los plazos para la apelación tanto de parte de los sentenciados como del Ministerio Público.