La Policía Nacional informó que el cabo que mató a la arquitecta Leslie Rosado de un disparo en la cabeza se le escapó el tiro, porque supuestamente no se percató que la pistola estaba manipulada.


Según el informe preliminar, el cabo Janli Disla Batista alegó que el suceso se produjo porque momentos antes, había sido impactado por ella, en su yipeta, mientras él desplazaba en una motocicleta, junto a su esposa embarazada y dos hijos suyos, en Boca Chica.