SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La comunicación dominicana está de luto por la pérdida de Don Poppy queremos presentarles un poco más de la vida de este emprendedor  y el legado de trabajo y dedicación que hoy deja a las nuevas generaciones.

José Armando Bermúdez Pippa, mejor conocido como Poppy, hijo de Aquiles Bermúdez Ramos y Pastora Luisa Pippa  Calderón,  nació el 11 de diciembre de 1928.

Contrajo matrimonio con Elba Aurora Madera de Bermúdez, su esposa de toda la vida con quien procreó  cinco hijos; Elba Josefina Bermúdez de Bobadilla, José Armando Bermúdez Madera, Julia Aurora Bermúdez de Reid, Ana Estela Bermúdez de Lama, Domingo Octavio Bermúdez Madera.

http://youtu.be/k6Jyw-J1gcA

Estudió administración de empresa, para luego iniciar una carrera de éxito profesional convirtiéndose en un símbolo del emprendedurismo en  República Dominicana.

Algunas de sus labores más destacadas las realizó  en la Cervecería Vegana, S. A., Banco Popular, Grupo Popular, Aerolíneas Dominicanas S.A. (DOMINAIR), Telemedios Dominicana, S. A. (CANAL 25), el Aeropuerto Internacional del Cibao, en J. Armando Bermúdez & Co., C. por A y la  Corporación Dominicana De Radio Y Televisión, C. Por A. (COLOR VISIÓN),

En sus años de vida, además de contribuir a una nueva era de la televisión en el país con la creación de Color Visión, primer canal a color de República Dominicana, también fue el auspiciador de toda una generación de comunicadores, artistas, periodistas entre otras figuras, legado que al día de hoy continua creciendo.

Además de su  ejercicio de empresario, nunca dejó de lado las causas sociales que le identificaron toda la vida, integrándose de manera activa al Plan Sierra, la Fundación Campamento Bao, la Fundación Plaza de la Cultura, entre otras.

Los honores y reconocimiento que le fueron otorgados en vida fueron tantos como sus buenas acciones, las que promovieron la creación de miles de empleos en el país, la educación, ecología,  turismo y el folklore, así como del deporte.

Como todos, Don Poppy también tenía sus aficiones entre ellas la  Cartografía y el Turismo en general.

Hoy, damos un ¡hasta luego! a Don Poppy, pero no a su legado que permanecerá con notros por siempre,  Paz a su alma.