Criadores de cerdos en Montecristi se reunieron con las autoridades provinciales ante la preocupación de que el gobierno sólo pretenda pagar los animales que vayan a ser sacrificados, cuando en realidad hay porcicultores que han perdido toda la pocilga desde que inició el brote a mediados de junio.