La polémica surgida por la pena de tres años de cárcel prevista en el proyecto de Código Penal aprobado en primera lectura por la Cámara de Diputados abrió un debate sobre la claridad que deben tener esta ley para evitar especulaciones e interpretaciones erróneas. Incluso algunos legisladores y juristas pidieron mayor precisión.