Unas 16 personas, entre ellas cuatro generales, han sido detenidos mediante las dos versiones de la Operación Coral, que develó el supuesto entramado encabezado por el general Adán Cáceres Silvestre.


Entre ambos casos, el Ministerio Público ha realizado 94 allanamientos que permitieron ocupar bienes millonarios.


Durante la primera fase de la operación, el 25 de abril las autoridades arrestaron a cinco de los imputados entre los que figuran el general Adán Cáceres, quien fungió como jefe de la seguridad del expresidente Danilo Medina, la pastora Rossy Guzmán, su hijo Tanner Flete, el coronel Rafael Núñez de Aza y Raúl Alejandro Girón. Éste último decidió cooperar con el Ministerio Público.