Angustiados se encuentran familiares y amigos de los 18 jóvenes desaparecidos en alta mar, luego de que la embarcación en la que viajaban zozobró.


Hasta el momento las autoridades han confirmado cuatro sobrevivientes, uno de ellos llegó nadando hasta las costas del puerto de Cabrera.


Parados y sentados en lanchas y sillas aguardan esperanzados en el puerto de Cabrera familiares y amigos, que los jóvenes que naufragaron la madrugada de este sábado, sean rescatados con vida.


La búsqueda ha unido a todo el municipio, donde pescadores y comunitarios brindan apoyo a las familias de los desaparecidos y a los organismos de rescate.