En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Violación de precedentes del TC

Violación de precedentes del TC
Julio Cury

El art. 184 de nuestra Carta Sustantiva establece que las decisiones del Tribunal Constitucional “son definitivas e irrevocables, y constituyen precedentes vinculantes para los poderes públicos y todos los órganos del Estado”. De ahí que los numerales 9 y 10 del art. 54 de la Ley núm. 137-11 dispongan que cuando ese órgano especializado de justicia constitucional acoge un recurso de revisión constitucional de decisión jurisdiccional, anula la sentencia recurrida y el tribunal de envío “conocerá nuevamente del caso con estricto apego al criterio establecido por el Tribunal Constitucional…”.

Ahora bien, ¿qué sucede cuando el tribunal receptor decide en sentido contrario al criterio de TC? La interrogante ofrece más de una respuesta, dependiendo del ángulo desde el que se analice. En primer lugar, es obvio que desconocería el carácter definitivo e irrevocable de las sentencias del supremo intérprete de la Constitución; y en segundo término, se burlaría de la autoridad del precedente vinculante que respalda la cosa juzgada constitucional, y por consiguiente, violaría el art. 184 de la propia Carta Magna.

En su Sentencia TC/0271/18, en la cual el TC admitió y decidió un recurso de revisión interpuesto contra una sentencia de las Salas Reunidas de la Suprema Corte de Justicia que no falló en sujeción al art. 54.10 de la Ley núm. 137-11, o lo que es igual, haciendo caso omiso al criterio fijado por el TC en una sentencia anulatoria de cierta decisión que dichas salas habían previamente dictado, consideró que semejante actitud “… por demás subvierte el orden constitucional, por cuanto la misma desconoce una interpretación a un derecho fundamental que le fue reconocido al hoy recurrente en revisión constitucional de decisión jurisdiccional”.

El caso alarmó al TC, que en su referida sentencia agregó: “Por estas razones, la decisión del tribunal de envío no solo se aparta del mandato previsto en el artículo 54.10 de la Ley núm. 137-11, de fallar conforme al criterio delimitado en la sentencia que ordena el envío del expediente al tribunal de procedencia, sino, en lo que es más grave aún, que también ha violado los arts. 73 y 184 de la Constitución”.

La primera de las normas indicadas consagra la nulidad de pleno derecho de “los actos que subviertan el orden constitucional”, lo cual se explica por la fuerza vinculante del precedente que la segunda, esto es, el art. 184, le atribuye a las sentencias del TC. Y a propósito de la vinculatoriedad de sus sentencias, en la TC/0150/17 se lee esto: “… el precedente se constituye en obligatorio por la fuerza vinculante que supone su doctrina tanto en forma horizontal como vertical, caracterizándose así la esencia de esta institución. La doctrina desarrollada por el TC se produce a tenor de su labor resolutiva, integrando e interpretando la aplicación de las disposiciones normativas que realizan los tribunales ordinarios a los supuestos de hecho sometidos a su consideración, conforme a la Constitución…”.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook