La acción de este lunes se ha producido después del ataque a la versión de Los girasoles de Van Gogh que tienen en la National Gallery de Londres.

Redacción.- Activistas de Just Stop Oil han estampado este lunes dos tartas de chocolate en el rostro de la figura de cera del rey Carlos III en el museo londinense de Madame Tussauds. Lo han hecho para reivindicar que el gobierno británico "detenga las nuevas licencias de petróleo y gas".

"La ciencia es clara, la demanda es sencilla: detengan las nuevas licencias de petróleo y gas", es lo que han proclamado mientras arrojaban las tartas a la escultura, que está rodeada de la de otros miembros de la familia real británica.

La acción de este lunes se ha producido después del ataque a la versión de Los girasoles de Van Gogh que tienen en la National Gallery de Londres. Y el domingo unos activistas alemanes tiraron puré de patatas a un cuadro de Monet del Museo Barberini de Potsdam (Alemania).