El Tierpark, uno de los dos parques zoológicos ubicados en la capital alemana (Berlín), ha mantenido la tradición de alimentar a algunos de sus animales con los árboles de Navidad no vendidos durante las fiestas decembrinas.

REDACCIÓN DIGITAL.- El Tierpark, uno de los dos parques zoológicos ubicados en la capital alemana (Berlín), ha mantenido la tradición de alimentar a algunos de sus animales con los árboles de Navidad no vendidos durante las fiestas decembrinas.

Los árboles sobrantes llegaron allí este 4 de enero. Según detalla The Daily Mail, el parque acepta solo árboles frescos y no vendidos, que recibe de proveedores seleccionados y no de particulares, porque podrían contener sustancias químicas o restos de decoraciones.

En las imágenes publicadas en la Red se puede observar cómo los habitantes del zoológico se divierten y se dan festín con tales obsequios tras las fiestas. La información precisa que mientras los elefantes comieron las hojas verdes de los pinos, los monos fueron regalados con otros que estaban adornados con frutas, y los de los tigres, con carne cruda.

Fuente: RT