Redacción.- Tomar antibióticos a una edad temprana, específicamente antes de los 2 años, podría aumentar el riesgo de sufrir ciertas alergias en un momento posterior de la vida, según un nuevo estudio realizado por la Universidad de Utrecht, en Holanda.

Un uso excesivo de este medicamento también podría poner en peligro su salud.