Eso fue lo que vivió una señora en Costa Rica, quien se convirtió en la primera persona que recibió su nacionalidad a esa edad.

COSTA RICA.- Se imagina llegar a los 69 años y no contar con cédula de identidad y ser prácticamente invisible.

Eso fue lo que vivió una señora en Costa Rica, quien se convirtió en la primera persona que recibió su nacionalidad a esa edad.