SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Estar privadas de libertad no ha sido una limitante para que aproximadamente 300 mujeres concentren sus energías y pongan a volar su imaginación a través de confecciones artesanales que elaboran dentro del Centro de Corrección y Rehabilitación Najayo Mujeres.

[jwplayer mediaid="278570"]

Los trajes elaborados con base en fundas plásticas y cosidos con hilo de nylon son parte de las creaciones con las que Carmen Rosario, condenada a 20 años de prisión por homicidio, decidió darle un giro a su vida y aprender este maravilloso oficio.

Ocho años en la cárcel han sido más que suficientes para que Magali Mateo decidiera reflexionar y se fijara la meta de crecer como persona. Asegura que los años privada de libertad le servirán para reconstruir su vida al salir de prisión.

La directora del centro Ivelisse Pérez comentó que, con la creación de estos accesorios y prensas de vestir femeninas, las 294 internas de este centro se han esforzado para ser aceptadas por la sociedad, por lo que al salir necesitarán un voto de confianza.

Con varias presentaciones de actuación, bailes y hasta canto recibieron las internas a la afamada violinista dominicana Aisha Syed quien visitó las instalaciones del centro para ofrecer un concierto de música instrumental.

La directora del centro espera que las internas sigan desarrollándose e incursionando en distintas actividades para de esta forma mejorar su condición de vida