SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La delincuencia sigue siendo un dolor de cabeza para los residentes en los barrios de Gualey, Los Guandules, La Ciénega y Guachupita, quienes pidieron incrementar el patrullaje en la zona.

Temerosos viven los residentes en estos sectores, quienes dicen que su miedo es por los infantes, las balaceras y atracos.

En Gualey y La Ciénega, los moradores explicaron que la falta de un destacamento y de energía eléctrica, agudizan la situación.

Asimismo, aseguraron que los agentes policiales son participes de la problemática.

Los consultados coincidieron en que en las noches están ausentes de patrullaje, hecho que da cabida para que los malhechores hagan de las suyas.

Los residentes de estos sectores demandaron más oportunidades para los jóvenes, ya que según ellos, la falta de ocupación los lleva a delinquir.