Haciendo uso de cacao dominicano, una pequeña empresa puertorriqueña ofrece una dulce tentación para el paladar, se trata de chocolate hecho de manera artesanal.

PUERTO RICO.- Haciendo uso de cacao dominicano, una pequeña empresa puertorriqueña ofrece una dulce tentación para el paladar, se trata de chocolate hecho de manera artesanal.

Una madre y sus hijos son los encargados de realizar el chocolate especial, cuyo olor se dispersa por todo el taller artesanal.