CHILE.- Un acto de discriminación animal y de género se vivió en Chile, cuando un hombre intentó expulsar de un ascensor a una trabajadora social que salía con la mascota de la casa en que labora, junto a una de sus dueñas que padece de un trastorno.


El hombre sujetó al perro, lo lanzó fuera y en seguida intentó sacar por la fuerza a la señora que andaba con el canino.


Según los dueños del animal, el agresor posteriormente se disculpó pero acusó de mentirosa a la señora pese a tener pruebas en vídeo de su acto.