ESTADOS UNIDOS.- Whitney Buha es una bloguera conocida por sus consejos de moda y estilo de vida quien se ha hecho viral gracias a un error que sufrió durante su más reciente intervención estética.


La influencer regularmente recibe inyecciones de bótox con el propósito de realzar sus cejas. Sin embargo, ahora las cosas salieron mal, ya que la inyección le ha causado ptosis, que es una baja o caída anormal del párpado superior.


Según ella misma ha contado en sus redes sociales, tras tres años inyectándose bótox para subir sus cejas esta es la primera vez que evidencia un efecto adverso de esta magnitud.


La estadounidense indicó que el problema fue que no le proporcionaron el bótox en el músculo indicado o se le movió de este a otro y eso fue lo que ocasionó el problema.


Sin embargo, ahora no le queda otra opción que esperar a que se le baje en unas cuantas semanas ya que no puede adelantarse el proceso y el material no se puede retirar ni disolver.