La doctora fue acusada de cometer un daño corporal negligente grave: marcó la pierna incorrecta antes de la operación y amputó la pierna derecha, en lugar de la izquierda, a un paciente de 82 años. 

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Un tribunal de la ciudad austriaca de Linz ha resuelto multar este miércoles a una cirujana, que amputó la pierna equivocada a un paciente, con 2.700 euros (unos 3.050 dólares) y le ha concedido una indemnización de 5.000 euros (unos 5.650 dólares) a la viuda del hombre, que murió antes de que comenzara el proceso, informa el periódico local Kurier.

La doctora fue acusada de cometer un daño corporal negligente grave: marcó la pierna incorrecta antes de la operación y amputó la pierna derecha, en lugar de la izquierda, a un paciente de 82 años. Los hechos ocurrieron el pasado 18 de mayo en una clínica de la localidad de Freistadt. El error fue descubierto 2 días después.

La cirujana declaró ante el tribunal que sus acciones fueron "un error humano", agregando que no fue solo un fallo individual, sino un cúmulo de errores en la cadena de control en el quirófano. Cuando se le preguntó en la corte por qué había marcado la pierna derecha, en lugar de la izquierda, respondió: "Simplemente no lo sé".

La sentencia aún no es firme, dado que la cirujana podrá recurrir ante un tribunal superior.