21 años después de haber perdido la movilidad dactilar, gracias a unos guantes biónicos, el pianista João Carlos Martins, de Río de Janeiro, ha vuelto a poder deslizar sus dedos sobre el teclado un piano, reportan medios locales.

REDACCIóN INTERNACIONAL.- 21 años después de haber perdido la movilidad dactilar, gracias a unos guantes biónicos, el pianista João Carlos Martins, de Río de Janeiro, ha vuelto a poder deslizar sus dedos sobre el teclado un piano, reportan medios locales.

El músico padecía dolores causados por una enfermedad y un accidente, por lo que tuvo que someterse a 24 cirugías que le aliviaron del sufrimiento, aunque también le privaron de la posibilidad de tocar.

Un diseñador industrial contactó con el pianista y le ofreció la posibilidad de probar los guantes que le permitieron volver a mover los dedos. El primer prototipo le costó al ingeniero unos 120 dólares (o 500 reales brasileños) y ahora ya existe la quinta versión del dispositivo.