Un joven de 29 años que sufre de una discapacidad que no le permite caminar demostró que todo es posible, cuando con su silla de ruedas realizó pasos de marinera en Trujillo, Perú, los presentes quedaron admirados y hasta lo ovacionaron.

REDACCIÓN.- Un joven de 29 años que sufre de una discapacidad que no le permite caminar demostró que todo es posible, cuando con su silla de ruedas realizó pasos de marinera en Trujillo, Perú, los presentes quedaron admirados y hasta lo ovacionaron.