ESTADOS UNIDOS.-Una mujer en Estados Unidos dio a luz mientras se encontraba en coma debido a complicaciones por el Covid-19 y cuando despertó el bebé que desde meses gestaba ya tenía casi un mes de nacido.


"Al abrir los ojos en una habitación desconocida, traté de orientarme, me sentía aturdida y confundida y había un tubo conectado a mi garganta. Luego vi una foto de un bebé recién nacido en la pared. Mis manos tocaron mi estómago e instantáneamente supe que la foto era de mi hijo", contó Emily Brown, de 30 años.


Brown, residente de una zona rural de Tennessee, afirmó que al principio su familia no se tomaba la pandemia en serio y ni siquiera seguían las medidas de seguridad correspondientes.


En su séptimo mes de embarazo, Emily y su esposo Josh supieron que iban a tener un niño e invitaron a unos amigos a un restaurante para celebrarlo. Fue entonces cuando la mujer se dio cuenta "de que no podía ni saborear ni oler nada". Preocupada por la salud de su futuro hijo, la mujer decidió someterse a una prueba de covid-19, que resultó positiva. 


Durante esa semana, desarrolló síntomas más graves de la enfermedad, como fiebre y dificultades para respirar, y finalmente fue trasladada a un hospital. "Los médicos le dijeron a mi familia que tal vez no sobreviviría y realizaronuna cesárea de emergencia para dar a luz a Tucker, a pesar de que era siete semanas prematuro", recordó Emily.


A pesar de haber nacido tan prematuramente, Tucker tuvo un peso saludable y, tras pasar varias semanas en la unidad de cuidados intensivos, fue dado de alta. Ahora el niño tiene cinco meses, se encuentra estable y está en casa junto con sus padres.