Más tarde, el mamífero fue visto en otro barrio de la ciudad. La peripecia urbana del alce terminó por la noche, cuando los vecinos consiguieron dormirlo y trasladarlo al bosque, según la cadena local Neftekamsk-24.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Una residente de la ciudad rusa de Neftekamsk, en la sureña república de Baskortostán, ahuyentó a un alce salvaje que se había autoinvitado en un bloque de viviendas... lanzándole un gato encima, como recoge un video difundido en las redes sociales.

El joven animal, asustado, echó a correr. Ocurrió el pasado fin de semana.

Más tarde, el mamífero fue visto en otro barrio de la ciudad. La peripecia urbana del alce terminó por la noche, cuando los vecinos consiguieron dormirlo y trasladarlo al bosque, según la cadena local Neftekamsk-24.

Al parecer, el animal se encuentra bien y recuperado del susto.