El hecho ocurrió en un hotel de la ciudad de Ibirite.

IBIRITE.- Una mujer en Brasil murió de un infarto en su noche de bodas, y el infarto no le llegó mientras contemplaba la luna, sino en pleno acto sexual, revelan medios desde el país latinoamericano.

Según la prensa brasileña que se hizo eco del suceso, la mujer estaba en su momento más romántico de la noche cuando comenzó a sentir un fuerte dolor en el pecho durante el acto sexual. Entonces se detuvo, pero luego colapsó.

Lo que se suponía fuera la noche más romántica de su vida para esta mujer de apenas 18 años de edad terminó en una tragedia, en parte porque, tal vez, pudo salvarse.

El hecho ocurrió en Ibirite, municipio brasileño del estado de Minas Gerais. Dicen los medios que su esposo, de 29 años, entró en desesperación cuando vio que la joven se desvaneció. Llamó a los servicios de emergencia, pero como estos demoraban pidió un taxi para llevarla él mismo al hospital.

Cargó a la mujer, pero cuando fue a montarla en el taxi, el chofer del taxi se rehusó a subirla a bordo alegando que estaba muerta. Llamaron otro taxi, que también se negó a montar la mujer, que ya para ese entonces tenía cada vez menos posibilidades de salvarse.

Finalmente, tras una hora de demora, llegaron los servicios de emergencia. Le dieron los primeros auxilios a la mujer y determinaron que sus síntomas eran los de un infarto. Dictaminaron que estaba grave y que tenía que ser trasladada a un hospital, pero en pleno viaje al centro hospitalario la mujer falleció.

El hecho ocurrió el pasado 10 de junio en el hotel donde la feliz pareja de casados vivía su primera noche de bodas.

Su esposo ha arremetido contra los servicios de emergencia por la demora, según fuentes de The Sun, y no es para menos. Ellos alegan que una primera ambulancia iba en camino al lugar cuando el servicio fue cancelado.

La segunda ambulancia, apenas demoró 21 minutos en llegar a auxiliar a la mujer, que tuvo una muy corta noche de bodas.

Fuente: https://www.cuballama.com