Redacción internacional.- Los padres de un niño denuncian que pasaron uno de los días más amargos de sus vidas, cuando la aerolínea por la que enviaron por servicio recomendado a su hijo, de  República Dominicana a Nueva York,  lo llevó a otra ciudad y les entregaron a otro menor con los documentos de su pequeño.

Dicen los padres que su desconcierto fue enorme cuando  se enteraron que a su hijo lo mandaron a Boston.