SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Decenas de padres reclamaron en una escuela de Sabana Perdida que el director del centro no quiere admitir a niños de cinco años en adelante por mala conducta y otros porque no aprobaron un examen de admisión.

El directivo explicó que se vio en la obligación de tomar esta medida ya que el número de infantes sobrepasa la capacidad del centro.

Uno de estos casos es el de un niño de seis años, quien debía entrar a primero de básica, pero no aprobó el examen de admisión.

Tampoco serían admitidos los infantes que en años anteriores presentaron conductas inapropiadas.

Las autoridades de la escuela explicaron que la medida es una especie de filtro para reducir el número de estudiantes, medida que fue rechazada por el director regional.

Por nueve años el centro funcionó en un local rentado, pero para este periodo estrena el recinto que funcionará como tanda extendida.

El director de la Regional 10- 02, Juan Martínez, prometió a los padres de los niños no aceptados sin una justificación valida, solucionar la situación para que sean inscritos en el centro.