SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La presentación de un proyecto binacional  que desarrollaría cuatro puntos de la frontera con una inversión de seis mil millones de dólares en quince años, representó ayer un gran contraste con las expresiones de hostilidad del gobierno haitiano hacia la República Dominicana.