SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La Fibrosis Quística es una de las enfermedades genéticas graves más frecuentes que se diagnostica principalmente en recién nacidos.

Entre los síntomas está el retraso en el crecimiento, incapacidad para aumentar de peso normalmente durante la niñez, ausencia de deposiciones durante las primeras 24 a 48 horas de vida y piel con sabor salado.