Un profesor de la ciudad de Conroe (Texas, EE.UU.) logró salvar a una cachorra de la raza bóxer de una semana de edad que había dejado de respirar gracias a una improvisada y exitosa maniobra de reanimación.

ESTADOS UNIDOS, Texas.- Un profesor de la ciudad de Conroe (Texas, EE.UU.) logró salvar a una cachorra de la raza bóxer de una semana de edad que había dejado de respirar gracias a una improvisada y exitosa maniobra de reanimación.

Lester Morror, dueño de una hembra bóxer y sus pequeñas crías, notó que una de ellas había sido asfixiada accidentalmente por su madre. De inmediato, le hizo la respiración boca a boca y masajeó su tórax, en una especie de reanimación cardiopulmonar.

https://youtu.be/IwC9tjQP7PI

Después de varios intentos, la perrita comenzó a mover sus extremidades y a emitir leves sonidos respiratorios. Entonces, Lester la devolvió a su madre para que fuera amamantado al lado de sus otros hermanos.

El docente contó a medios locales que creció en un granja, pero nunca antes había salvado la vida de ningún animal. Según confesó, lo único que hizo fue imitar a su padre, a quien solía observar mientras realizaba este tipo de maniobra.

La perrita, de nombre Lucy, se encuentra en buenas condiciones y fue adoptada por una mujer que asegura haber tenido una experiencia similar: ella nació con falta de oxígeno.