REDACCIÓN INTERNACIONAL.- No es muy normal que una mujer esté a los mandos de un avión y mucho menos que coincida con otra como segunda de abordo. Es lo que ocurrió en un vuelo de la compañía norteamericana Delta Air Lines la semana pasada, cuando un pasajero descubrió que el avión en el que volaba estaba en manos de dos mujeres, la comandante Wendy Rexon y su hija Kelly. El pasajero, John R. Watret, les hizo una foto y la subió a su cuenta de Twitter. "Acabamos de volar de LAX (aeropuerto de Los Angeles) a ATL (Atlanta) a bordo de un Delta pilotado por esta tripulación de madre-hija.

Un gran vuelo. Inspirador para las jóvenes", escribió junto a la imagen sonriente de Wendy y Kelly, sentadas las dos en la cabina de mando. Pocos minutos después el comentario recibió más de 40.000 'likes' y fue retuitedo miles de veces. "No suelo tuitear mucho pero el domingo por la mañana mi móvil estaba ardiendo", ha contado Watret, rector de la escuela aeronáutica Embry-Riddle de Florida, que se enteró por casualidad de quiénes eran las pilotos del Boeing 757 cuando una pasajera preguntó a una azafata si sus hijos podían visitar la cabina de vuelo, publica el 'New York Post'. "Me pareció increíble, fue una sorpresa. Es muy bueno para la aviación y muy inspirador para todos", reconoció Watret.

Tras publicarse la foto se ha sabido que el padre de Wendy Rexon también era piloto, así como su marido y su segunda hija, Kate.Las mujeres siguen siendo una excepción en los mandos de las aeronaves. En 2017 solo el 7% de los pilotos certificados por la Administración Federal de Aviación de Estados Unidos eran mujeres. En Francia la cifra se acerca al 10% (300 mujeres forman parte de la tripulación de 3.800 pilotos de Air France). En España, sin embargo, la cifra es más baja. En 2018 las mujeres suponían el 4,5% de los 6.200 pilotos afiliados en el Sindicato Español de Pilotos de Líneas Aéreas (Sepla).

Fuente: El Mundo