SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Compró su pasaje con anticipación, pero al llegar a la terminal su asiento y todos los demás estaban ocupados. No le quedó más que aceptar la insólita solución que le ofreció la empresa. Desde nuestra aliada Mega, en Chile, nos llega la sorprendente historia.

[jwplayer mediaid="264404"]