SANTO DOMINGO, República Dominicana.- Cada año, muchas familias dominicanas optan por ocupar parte de las vacaciones escolares de sus hijos con un campamento de verano.  Más de mil niños de escasos recursos participaran desde este lunes en un espacio organizado por la Fundación Mauricio Báez.

Con este tipo de programas, los niños siguen aprendiendo y desarrollando sus habilidades, al tiempo que se divierten.

[jwplayer mediaid="299066"]

Este campamento se extenderá hasta el 25 de este mes y tiene el objetivo de alejar a los más pequeños de la delincuencia y crearles conciencia sobre los valores de la familia.

Con una inversión de un millón de pesos, el campamento que tiene como lema  “Educando para Crecer” acoge a niños y adolescentes provenientes de zonas vulnerables de la capital.

Recibirán talleres de reciclaje,  bisutería, flauta, muñecas de cartón y otras y contarán con asistencia médica y psicológica.

Estudiantes entrevistados dicen que prefieren aprovechar sus vacaciones para seguir aprendiendo  y no quedarse en sus casas sin hacer nada.

Si usted desea colaborar o formar parte de este campamento puede hacerlo llamando al 809-565-8272 o al 809-227-0745.