El vídeo se ha hecho viral y miles de personas aplauden la energía y la alegría con la que Waylen afronta la situación y cómo afronta someterse a la cirugía. El vídeo ha tenido más de 8.000 reproducciones y más de 300 reacciones.

Redacción Internacional.- El trasplante de corazón es una operación no muy complicada con una mortalidad quirúrgica del 12%. Sin embargo, la lista de espera puede durar más de lo que gustaría hasta que aparece un donante.

Es el caso de un niño de 3 años, quien se ha mostrado bailando con la música de fondo de 'Watermelon Sugar' de Harry Styles de camino al quirófano. El hospital publicó la situación en un vídeo, que se ha vuelto viral.

Waylen tiene miocardiopatía restrictiva diagnosticada. Se trata de una enfermedad en estado grave que podría haber terminado con la vida del pequeño, pero consiguió un donante a tiempo en el hospital de niños Joe DiMaggio, en Estados Unidos.

Después de ocho meses de espera a que llegara un donante, Waylen no pudo contener la emoción por tener un nuevo corazón y continuar viviendo. La emoción de la noticia le provocó que el pequeño se pusiera a bailar de camino a recibir la cirugía del trasplante de corazón.

"Llegamos a conocer a estas familias tan íntimamente. Lleva aquí ocho meses", explicaba la cardiología pediátrica del niño, Laura D'Addese.

El vídeo se ha hecho viral y miles de personas aplauden la energía y la alegría con la que Waylen afronta la situación y cómo afronta someterse a la cirugía. El vídeo ha tenido más de 8.000 reproducciones y más de 300 reacciones.

"Ahora puede vivir su vida. Ahora es un niño completamente diferente, que tiene infancia", señalaba la madre del pequeño Waylen.