La imagen fue tomada en el verano del año pasado por el cartero británico Paul Beech, de 55 años, cerca de su casa en Macclesfield, en el centro de Inglaterra. Pero Beech no difundió la instantánea en las redes hasta esta semana, y en seguida ha triunfado entre los internautas.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- En las redes se ha hecho viral una foto que a primera vista parece que sea de dos ramas de un árbol, pero que con un poco de atención rebela al auténtico protagonista: una lechuza totalmente camuflada en la corteza.

La imagen fue tomada en el verano del año pasado por el cartero británico Paul Beech, de 55 años, cerca de su casa en Macclesfield, en el centro de Inglaterra. Pero Beech no difundió la instantánea en las redes hasta esta semana, y en seguida ha triunfado entre los internautas.

Beech admite que no fue fácil obtener la foto, ya que cada vez que apartaba el ojo de la lechuza el ave cambiaba de posición. "Cada vez que el ave cambiaba de árbol, tardaba unos minutos en volver a encontrarla, podía perderla incluso si miraba hacia otro lado un solo minuto", cuenta el fotógrafo aficionado, citado por Manchester Evening News. Según el británico, la fotografía "simplemente muestra lo bien que se adaptan estas aves a su entorno".