PEKÍN.- Una empresa china, cansada de los automovilistas que estacionan ilegalmente sus coches frente a sus oficinas, ha decidido pasar a la acción y ha alquilado una excavadora para sacar los coches de la zona.

Las advertencias y mensajes que dejaba el personal de la empresa no fueron acogidos adecuadamente.

El mensaje de la excavadora parece que sí ha funcionado.

Fuente: RT en Español