Tres futbolistas sufrieron serias picaduras, aunque sin consecuencias de gravedad.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Un enjambre de abejas atacó a los jugadores que disputaban la final de un torneo local para ascender a la segunda división del fútbol boliviano en la región de Santa Cruz, provocando una suspensión de dos horas.

Nueva Santa Cruz y Aiquile FC jugaban el domingo por la tarde el segundo tiempo de la final cuando el enjambre de abejas atacó a los futbolistas que debieron echarse al césped del estadio Édgar Peña Gutiérrez de la ciudad de Warnes, al este de Bolivia.

“Qué vamos a hacer con la naturaleza, el viento alborota a las abejas, primera vez que me sucede esto”, declaró el lunes el médico de Aiquile FC, Jesús Rendón, a la plataforma digital BVC Deportes.

Imágenes televisivas mostraron que se tuvo que recurrir a una antorcha para ahuyentar a los insectos.

El partido se reanudó después de dos horas, y Nueva Santa Cruz se impuso por 5-1 a Aiquile para clasificarse al torneo de segunda división.