RUSIA.- Un tremenda impresión se llevó una familia en el momento de limpiar un pescado para el almuerzo.

El pez comenzó repentinamente a dar signos de vida moviéndose y coleando incluso después de haber sido partido en dos, despojado de sus escamas y ya sin órganos internos.

Fuente: RT en Español