En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Von Donnersmark: el increíble salto de "La vida de los otros" a "The Tourist"

Von Donnersmark: el increíble salto de
Von Donnersmark: el increíble salto de "La vida de los otros" a "The Tourist"

Póster de la película

MADRID.- ¿Qué hace un director sesudo como Florian Hencker von Donnersmark en un divertimento como “The Tourist”? El realizador aupado al olimpo cinematográfico mundial con “La vida de los otros” responde a Efe de manera tajante: “Angelina Jolie me llamó y me preguntó: ‘¿Quieres trabajar conmigo?’ Y yo dije: ‘Sí'”.

Aunque Jolie y Johnny Depp son los que encabezan el cartel de este filme, que ha sido nominado a tres Globos de Oro y se estrena hoy en España y que llegará el próximo enero a Latinoamérica, para el director hay una verdadera protagonista de “The Tourist”: la belleza.

“Quise hacer un experimento: demostrar que a través de la belleza externa y superficial puedes de alguna manera crear una gran experiencia para la gente”, asegura el cineasta. Ni que decir tiene que ambos actores cumplen el requisito: “Johnny tiene un gran sentido del gusto y a Angelina le encanta hacer las cosas de manera intencionadamente estilosa”, reconoce.

Y ¿Puede la belleza sostener un filme por sí misma? El realizador alemán defiende por qué en su película la trama de dobles identidades, de mafia y espionaje se someten al placer estético.

“Para mí la belleza significa mucho. Entrar en una habitación que ha sido hecha y diseñada con amor, cuidado, puede hacerme cambiar de humor. Yo soy feliz en una ciudad como Venecia por el simple hecho de que es una ciudad bella. Y quería ver si podía aislar ese factor en una película y que fuera satisfactoria”, explica.

Para este desafío conceptual sólo podía contar con la maquinaria hollywoodiense: la que le permitiera viajar a Venecia y a París, contar con Jolie y con Depp, y engalanar el film con un vestuario exquisito.

“Fue muy interesante ver esa gigantesca maquinaria moviéndose solo para tu película. Y también vestir a un extra con un vestido que en una película europea no podría llevar ni el actor principal”, concreta.

Y al preguntarle si se sintió afectado por el síndrome de Stendhal por sobreexposición esteta, el director bromea: “Supongo que en algún momento estuve en una especie de trance en el que, de repente, si algún extra no llevaba el color del pintalabios adecuado, decía: ‘No, no, no? Va a arruinar la película”.

Pero también reconoce que él mismo, de alguna manera ha sido ese “turista” del título. “Siempre me gusta probar cosas nuevas”, dice, y tras abordar con sagaz pulso psicológico la evolución moral de un espía de la Stasi conforme se va introduciendo en “La vida de los otros”, su anterior film, le pareció sugerente “crear una sensación de glamour y gloria”.

¿Será Henckel von Donnersmark también un “turista” en Hollywood o se quedará allí una temporada? “Por un lado, las películas que se hacen dentro del sistema de Hollywood llegan a todo el mundo, pero me gustaría rodar en Europa y en Estados Unidos de manera intercalada”, responde.

De momento, paladea el ser finalista a los Globos de Oro en la categoría de mejor actriz, actor y película. “Estoy contento por los actores. Son realmente, y eso es algo que a veces se olvida cuando se trata de estrellas”, asegura.

Y en cuanto a la nominación al Óscar como mejor película de comedia o musical, el director también se explica: “No somos ni comedia ni drama. Pero la película está concebida para provocar más sonrisas que lágrimas”.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *