En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Zika después de un año: cómo tomó por sorpresa a las Américas

Zika después de un año: cómo tomó por sorpresa a las Américas
Zika después de un año: cómo tomó por sorpresa a las Américas

ZIKAWashington, Estados Unidos-La epidemia del virus Zika se ha vuelto notoria. Ha sido noticia en los periódicos y los informativos de televisión de todo el mundo. Los investigadores de varios continentes están luchando para descubrir más sobre el virus y las autoridades de salud en las Américas están trabajando para dar a conocer el impacto potencialmente devastador de este nuevo virus—sin causar alarma indebida.
Hoy en día, los mosquitos Aedes aegypti está transmitiendo el virus Zika en 57 países y territorios, 38 de ellos en las Américas. La transmisión sexual del virus ha sido confirmada en nueve países y se han reportado cerca de 1.300 casos de microcefalia o defectos de nacimiento, la gran mayoría en Brasil. Familias, comunidades y países enteros están lidiando con la idea de cuidar a cientos o incluso miles de bebés que podrían convertirse en niños con necesidades muy especiales. 21 países han informado de casos de virus Zika en mujeres embarazadas.
¿Cómo llegamos aquí?
En febrero del 2015, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) había pedido a Brasil información sobre un conjunto de casos de personas con erupción cutánea, fiebre y dolor que se hizo evidente en el noreste de Brasil. Los resultados mostraron 14 casos de dengue, que circulaba en Brasil, pero no chikungunya, sino otro brote reciente.
Una primera señal provenía del Ministerio de Salud de Brasil, que dijo el 29 de abril del 2015 que se habían reportado más de 6.000 casos de una nueva enfermedad en el noreste del país, aparentemente benigna, que se caracterizaba por erupciones. “No han habido casos graves o muertes por esta enfermedad”, dijo el Ministerio, pero los informes preliminares mostraron un resultado positivo para el virus Zika, que necesitaba confirmación.

La OPS emitió una alerta epidemiológica el 7 de mayo, hace exactamente un año, por “Infección por virus Zika,” donde decía lo siguiente:

“La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) recomienda a sus Estados Miembros que establezcan y mantengan la capacidad para detectar y confirmar casos de infección por el virus Zika, tratar a los pacientes, e implementar una efectiva estrategia de comunicación con el público para reducir la presencia del mosquito transmisor de esta enfermedad, en especial en las áreas en las que está presente el vector.”

La alerta de la OPS en el 2015 describió la infección por el virus Zika, resumió su historia desde el  primer aislamiento en Uganda en 194, y señaló, adelantando los hechos, que “Dada la presencia del mosquito transmisor de la enfermedad en la Región de las Américas y ante la gran movilidad de personas dentro y fuera de la Región, existen las condiciones apropiadas para la diseminación del virus Zika en las Américas.”

La alerta de ocho páginas expuso la situación, puntualizó la forma en que el virus Zika es transmitido por mosquitos del género Aedes y recomendó a los países con detalle los pasos que deben tomar en la vigilancia, la detección en el laboratorio y el manejo clínico de casos. La alerta cubría tratamiento, el aislamiento de los pacientes y el uso de repelentes para protegerse.

Para prevenir y controlar el zika, la alerta de la OPS señaló que las medidas “orientadas a la reducción de la densidad del vector son fundamentales y si son efectivas, pueden lograr detener la transmisión”, en referencia al control de los mosquitos que actúan como vectores del virus.

“Un control efectivo y operativo del vector transmisor de dengue y chikungunya, brinda las bases técnicas y operacionales para una preparación adecuada frente al virus Zika, debido a que estos virus pueden ser transmitidos por el mismo mosquito, el Aedes. Por ello, se recomienda utilizar e intensificar las acciones para la vigilancia y control vectorial desarrolladas para el dengue y chikugunya en el componente de manejo integrado de vectores”, dijo.

La OPS también detalló  las medidas de prevención personales y recomendaciones para los viajeros para protegerse contra las picaduras de mosquitos.

Después de la alerta, la situación de zika evolucionó  rápidamente. Posteriormente a las pruebas de laboratorio por el Instituto Evandro Chagas, el ministerio brasileño anunció, “La presencia del virus Zika en Brasil”, con 16 pruebas positivas en Bahía y Rio Grande do Norte. A finales de mayo, el virus estaba circulando en cinco estados de Brasil y el 9 de junio se elevó a ocho estados.

El virus se propagaba y los científicos estaban respondiendo. En junio del 2015, la OPS desarrolló y publicó guías de detección y diagnóstico por laboratorio para confirmación de la infección zika, en un esfuerzo conjunto con la red regional de laboratorio de arbovirus RELDA.

Pero las sorpresas estaban aún por venir.

En primer lugar, en julio del 2015, las autoridades sanitarias de Brasil reportaron 29 casos de la complicación neurológica síndrome de Guillain-Barré, un número inusualmente alto. Resultó que 19 de esas personas tenían una historia previa de infección por zika. Más casos surgieron, y las infecciones por zika en Brasil se dispararon; solo el estado de Bahía informó de más de 52.000 casos en septiembre. Colombia informó que tenía infecciones por el virus Zika en el Departamento de Bolívar, con nueve casos confirmados por su laboratorio nacional y por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC). La OPS envió expertos a Brasil y Colombia para trabajar con las autoridades en el manejo de la epidemia y sus retos, la primera de muchas misiones que eventualmente llegarían a cubrir la mayoría de los países afectados.

Luego, el 23 de octubre del 2015, el estado de Pernambuco en Brasil reportó un evento inusual: un número considerable de los bebés nacieron con microcefalia o cabezas mucho más pequeñas de lo normal. Los expertos y los investigadores se adelantaron a Recife para ayudar a las autoridades a investigar la causa. Dado que los casos continuaban aumentando, Brasil declaró una emergencia nacional de salud pública el 11 de noviembre del 2015, debido al aumento de casos de microcefalia en tres estados en el noreste: Pernambuco, Paraíba y Rio Grande do Norte.
El Salvador, Guatemala, México, Paraguay y Venezuela detectaron la transmisión local del virus Zika en noviembre, y la OPS publicó una nueva Alerta Epidemiológica el 1 de diciembre, “Síndrome neurológico, anomalías congénitas e infección por el virus Zika: Implicaciones para la salud pública en las Américas”. Puso de relieve el incremento de anomalías congénitas y síndromes neurológicos en Brasil, y actualizó  las recomendaciones para autoridades de salud pública relacionadas a la vigilancia por el virus Zika, “incluyendo la vigilancia de síndromes neurológicos y anomalías congénitas, así como también brinda orientaciones sobre el seguimiento a las embarazadas y recién nacidos en zonas donde está circulando este virus.”

A finales de diciembre, el virus Zika se había extendido a más países y territorios, incluyendo el primer caso en Puerto Rico. En enero del 2016, las autoridades en países de  Centroamérica, Sudamérica y el Caribe confirmaron transmisión local de casos de zika.

A continuación, la OMS dio un paso importante. Convocó  un Comité de Emergencia del Reglamento Sanitario Internacional para examinar todo lo que las autoridades de salud pública habían aprendido hasta la fecha sobre zika y microcefalia. La  Directora General de la OMS declaró una “emergencia de salud pública de importancia internacional” el 1 de febrero del 2016. Se movilizaron más personal y recursos, se consultaron a expertos mundiales, y surgieron más recomendaciones sobre cómo gestionar todos los aspectos del brote de virus Zika.

Pero venía otra sorpresa. El 5 de febrero, el CDC de Estados Unidos informó de un caso de transmisión sexual del virus Zika, confirmado por laboratorio. Pronto otros países confirmaron casos en cual el virus Zika se transmite a las parejas sexuales de las personas infectadas, y se intensificaron las investigaciones.

Hoy, un año después de la primera alerta, los investigadores todavía están luchando para entender cómo un nuevo virus podría causar daños tan graves en los recién nacidos en algunas áreas pero no en otras. Han aprendido una cantidad extraordinaria, pero todavía tienen mucho camino por recorrer. Los estudios de cohortes, estudios de caso control y otras investigaciones prosiguen a un ritmo rápido a la vez que las autoridades de salud se preparan para hacer frente a las nuevas sorpresas que zika podría aportar en los próximos meses. Mientras tanto, los editores de libros de texto de medicina están reescribiendo sus capítulos sobre arbovirus para tener en cuenta las sorpresas que el brote del virus Zika en las Américas trajo al mundo.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) trabaja con los países de las Américas para mejorar la salud y la calidad de la vida de su población. Fundada en 1902, es la organización internacional de salud pública más antigua del mundo. Actúa como la oficina regional para las Américas de la OMS y es la agencia especializada en salud del sistema interamericano.

Fuente: OMS

 

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *