x

Caso Wander Franco: en ocho meses, madre de menor cambió de una vida sencilla a ostentosa

ministerio público

El MP asegura que la imputada no posee registros de sociedad a su nombre, por lo que no puede justificar con la existencia de empresas los dineros ocupados ni los bienes obtenidos en poco tiempo, por lo que se confirma que “son productos de la explotación sexual comercial”.

Imagen sin descripción

SANTO DOMINGO.- La madre de la menor involucrada en el caso del pelotero Wander Franco, recibió de este altas sumas de dinero en pesos dominicanos y dólares, con los cuales adquirió un vehículo y un inmueble, a cambio de que el imputado sostuviera relaciones sexuales con la joven, según lo especificado en la solicitud de medida de coerción impuesta por el Ministerio Público (MP).

El documento al que Noticias SIN tuvo acceso, detalla que la progenitora de la adolescente de 14 años de edad, recibió varias transferencias bancarias por parte del jugador y de la madre del mismo, con las que adquirió un vehículo marca Suzuki, modelo Swift, del 2023 por un valor de US$26,600 dólares; aparatos electrónicos; y un inmueble relativo a la compraventa de una porción de terreno en Montellano por la suma de RD$ 2 millones cien mil.

El MP recoge en su documentación que al momento de realizar los allanamientos a la casa de la madre de la menor, se ocuparon una funda conteniendo varios fajos de billetes que ascendían a una cantidad total de 800 mil pesos dominicanos.

Además, detrás de un cuadro, encontraron otros fajos de billetes de cien dólares cada uno, sumando la totalidad de 68 mil 500 dólares, según el MP.

En cuanto a la compra del terreno, la solicitud de medida de coerción del MP expone que la imputada pagó la suma de los dos millones cien mil pesos en efectivo y “pusieron a firmar un documento notarizado por Ramón Antonio Santos Silverio, con el objetivo de evadir impuestos, que establece que solo pagó la suma de Quinientos Mil pesos dominicanos (RD$ 500,000.00)”.

El MP asegura que la imputada no posee registros de sociedad a su nombre, por lo que no puede justificar con la existencia de empresas los dineros ocupados ni los bienes obtenidos en poco tiempo, por lo que se confirma que “son productos de la explotación sexual comercial”.

Comenta con facebook